Como alimentar la mente para pensar

¿Estarías una semana sin comer? ¿Qué pasaría si dejaras de tomar agua o líquidos durante dos semanas? A estas alturas de tu vida sabes perfectamente que la comida es necesaria para que el cuerpo viva y los líquidos, especialmente el agua, son vitales para la sobrevivencia. Eso lo sabe hasta un niño.

Sin embargo, muy pocos conocen la importancia de alimentar la mente con nutrientes de calidad.
Los pensamientos son la materia prima con la cual se forma la estructura mental y lo que permite que podamos razonar. Cuando lo que alimenta el pensamiento es pobre, también lo es el razonamiento. Hay una relación directa entre lo que entra a la mente y lo que esta puede producir.

La lectura de obras que contribuyan al pensar, es vital para que la mente funcione de manera adecuada. Leer, por lo tanto, no es solo un pasatiempo, es lavase para poder tener buena salud mental.

Las ideas equivocadas, que no son corregidas, hacen que las personas tomen malas decisiones y razonen de manera inadecuada. Por eso es fundamental elegir con cuidado que entra a la mente.
La mayoría de los jóvenes contemporáneos solo se alimentan de imágenes, videos y películas son la base de lo que constituyen sus pensamientos.

Sin embargo, al alimentar la mente solo de imágenes van perdiendo algunas funciones básicas del pensar como son la imaginación y el desarrollo del pensamiento abstracto. Elementos que se pueden producir mediante la lectura. Leer produce muchos beneficios, lástima que tantas personas no se favorezcan con algo tan sencillo y que produce tan buenos resultados.

La lectura provee no solo información, sino que además le da a la mente vocabulario, ideas, imágenes, abstracción y desarrolla en los lectores mas habilidad verbal, mejor comprensión de ideas, una imaginación más viva y la capacidad de reflexionar especialmente en conceptos complejos.

Se ha probado por ejemplo, que los jóvenes que son mas lectores a menudo obtienen mejores calificaciones escolares. Esto, porque pueden razonar mejor y determinar de una manera más adecuada conceptos que la mayoría pasa por alto.

Seguramente algunos podrán decir que leer es aburrido. Sin embargo, quienes son lectores opinan lo contrario. Los momentos pasados con un buen libro son impagables.

Si una persona ocupa solo quince minutos diarios en leer, al acabo de un mes puede desarrollar el hábito de la lectura, y además, en el trayecto leerá al menos dos libros de doscientos páginas promedio. Solo ocupando un cuarto de hora, que no es mucho.

No obviamente se trata de leer, sino de pensar.

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

1 comentarios:

Write comentarios
Anónimo
22 de marzo de 2011, 13:32 delete

interesante, gracias!

Reply
avatar

MENSAJES QUE SE CONSIDEREN OFENSIVOS SERÁN ELIMINADOS AUTOMATICAMENTE EmoticonEmoticon

las imágenes, links y temas tratados en este blog provienen de sitios de dominio público ya que no se hace referencia a derechos de autor o permisos explícitos de reproducción sobre dicho material. Si en algún caso, se rompiera esta normativa agradeceríamos contactarnos para retirarlo del blog cuanto antes. Contactar